ES TRABAJADOR, ES INTELIGENTE, ES CAPAZ..PERO BEBE
?HUEVES Y SAN LUNES? PEGAN A LA ECONOMíA

Alcohólicos Anónimos, investigadores de la salud pública y la Secretaría del Trabajo reconocen que la fuerza laboral de México está siendo afectada por una enfermedad que en la mayoría de los casos se niega: el alcoholismo.

De acuerdo con estadísticas recientes de la organización Alcohólicos Anónimos (AA), 95 por ciento de los trabajadores consumen alcohol, y dos de cada diez lo hace de forma riesgosa para su salud.
De acuerdo a estadísticas recientes, el alcoholismo aqueja lo mismo a ricos que a pobres y personas de todas las edades, incluso niños. En lo que se refiere a la población económicamente activa, uno de cada 10 mexicanos en edad adulta está afectado por el consumo desmedido de alcohol.
"Es un problema que se agudiza más en población en edad productiva, entre los 25 y los 44 años de edad. Sabemos que 95 por ciento de los trabajadores bebe, que 23 por ciento de los trabajadores tiene un consumo riesgoso y que 15 por ciento tiene un consumo dañino, esto es,más de diez copas por ocasión de consumo", dijo el presidente de la Junta de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos, José Manuel Castrejón Vacio.

Además de los problemas familiares y a nivel personal que conlleva el estilo de vida de un alcohólico, el ambiente laboral se ve "gravemente afectado" por la bebida en exceso, según revelan expertos.

"El consumo de bebidas alcohólicas ocurre con mayor frecuencia en las etapas productivas de la vida, y la mayoría de los bebedores excesivos y de los alcohólicos están integrados a la fuerza de trabajo", revela un diagnostico de Alcohólicos Anónimos, en colaboración con la Secretaría del Trabajo. El 18 por ciento de los accidentes de trabajo suceden bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. Además, en México se estima que casi la quinta parte de los accidentes laborales se relaciona con la ingesta de líquidos embriagantes y ésta se encuentra entre las diez principales causas de discapacidad entre los trabajadores.

Tres de cada diez empleados consumen alcohol en días laborales. Son los estudiantes universitarios los que, por ejemplo, "inician a beber desde el conocido 'juevebes'", comentó la doctora Silvia Carreño García, investigadora en Ciencias Médicas.

Pero la mayoría de los mexicanos esperan el fin de semana para excederse en el consumo de alcohol. De acuerdo con cifras del IMSS, 25 por ciento de los ausentismos, es decir, uno de cada cuatro faltas al trabajo son el conocido "san lunes", llegar tarde al trabajo o ausentarse del empleo los días lunes es una práctica frecuente en muchas empresas mexicanas de diferentes ramos. El ausentismo el primer día de la semana laboral mantiene una relación estrecha con el abuso en el consumo del alcohol el fin de semana. "Y es que a diferencia de otros países, en México y en Latinoamérica en general, las personas no estamos acostumbrados a tomar una copa diariamente, como en países de Europa, por ejemplo, sino que aquí, las guardamos todas y las bebemos el fin de semana", explicó la investigadora en Ciencias Médicas del Instituto Nacional de Psiquiatría "Ramón de la Fuente", Silvia Carreño García. Cuando hay miembros alcohólicos en una organización productiva, a la empresa le cuesta mucho dinero. Hay accidentes, baja productividad, disminución de rendimiento, muertes en el trabajo, ausentismo, trabajo rezagado, fallas o errores por decisiones impulsivas o alteración de las destrezas sicomotoras. Problemas interpersonales, falta de compromiso o lealtad con la empresa, conducta antisocial e incapacidades recurrentes por otras enfermedades asociadas al consumo excesivo de alcohol. Son las industrias de la construcción, la siderurgia, los transportes, la industria gastronómica y hotelera (meseros, cantineros o encargados de la barra de bebidas y cocteles), y la textilera, donde más ingesta de alcohol se registra en México, según los expertos.

"Sabemos también que hay ciertos aspectos que lamentablemente del ámbito laboral, se asocian de manera peligrosa con el consumo del alcohol, por ejemplo, trabajar bajo estrés, situaciones en convivencia laboral tienen que ver con el consumo excesivo de alcohol, muchos tratos de negocios se cierran alrededor del alcohol", agregó Castrejón Vacio de AA. De acuerdo a los especialistas tanto en tratamiento de adicciones como en ambientes laborales, lo peor que puede hacer una empresa es cesar al empleado enfermo sin darle una oportunidad de rehabilitación. "Una empresa puede evitar perder a un ser humano brillante, capaz y creativo si asume como propia una política laboral contra las adicciones y a favor de una vida sana", compartió con los asistentes al Encuentro Empresarial con Alcohólicos Anóminos, Daniel "N", un alcohólico que perdió su empleo por la adicción y que gracias al programa de AA, vive sobrio desde hace años. Por eso la Secretaría del Trabajo, Pemex como un ejemplo de empresa preocupada por un alto índice de alcoholismo entre sus trabajadores y Alcohólicos Anónimos han firmado un acuerdo para fomentar una vida saludable, libre de alcohol y los programas de tratamiento contra la enfermedad. Excélsior, Méx, DF, febrero 23, 2008, Cecilia García (c) Derechos Reservados Periódico Excelsior, S.A. de C.V., .




© 2007 PREMEDI-TEST S.A. de C.V. Se concede la licencia de utilización de este sistema web únicamente con fines informativos y para uso personal, para distribución se debe citar la fuente (PREMEDI-TEST S.A. DE C.V.) con vínculo a la página del corporativo www.premeditest.com.mx y este texto de licencia de utilización.